Consulta a la sexóloga

Este es tu espacio, aquí puedes consultar todo aquello que tenga relación con tus necesidades y fantasías. 

Abordaremos muchos temas de diversas maneras, mediante curiosidades, relatos, anécdotas. Entre muchos los relacionados con el mundo liberal. 

Sean Bienvenidos!.....

Escribir comentario

Comentarios: 10

  • #1

    Ruby (viernes, 16 agosto 2013 16:19)

    Hola. siempre tuve la fantasía de formar un trío pero no se muy bien como llevar este tema.

  • #2

    adriana (viernes, 16 agosto 2013 17:58)

    Mi duda es: ¿es normal que me fantasee con otros hombres cuando estoy con mi esposo?

  • #3

    Swingersstyle (sábado, 17 agosto 2013 11:27)

    Buenos días Adriana: las fantasías son muy normales, aunque no siempre tienen porque hacerse realidad, a veces es un estímulo de la mente en estado de excitación. La mejor manera de saber si quieres o no materializar esas fantasías es dialogando con tu marido. Contándole esos deseos y buscando entre los dos una respuesta. Puede que hasta te sorprenda e inicien juntos un nuevo camino en su vida sexual. Espero haberte ayudado. Un saludo

  • #4

    Swingersstyle (sábado, 17 agosto 2013 11:34)

    Buenos días Ruby: La base de todo es la comunicación, primero tendrás que saber que tipo de trío te gustan, puede ser HMH (Hombre mujer hombre) o MHM (mujer hombre mujer), o tal vez te gusten ambos.
    Hay hombres que son muy cerrados al respecto, celos, miedos. He tenido varios casos de mujeres que han sido tachadas de lesbianas, por contarle a su marido la fantasía de un trío con otra mujer. Eso es una auténtica BARBARIDAD. Hay que tener varias cosas en claro antes de empezar a jugar de a tres, pero la BASE es HABLARLO con tu pareja.

  • #5

    RUBE (sábado, 17 agosto 2013 13:08)

    Quiero hacer un trío con dos mujeres pero mi novia no quiere ser bisexual. Cómo la convenzo?.

  • #6

    Trini (sábado, 17 agosto 2013 13:09)

    MI MARIDO QUIERE PROBAR CON EL SEXO ANAL. ESO ES QUE ES GAY?. QUE PUEDO HACER PARA COMPLACERLO?

  • #7

    Swingersstyle (domingo, 18 agosto 2013 07:30)

    Rube: Las inclinaciones sexuales de tu novia son heterosexuales, no tienes derecho a obligarla a ser bisexual, así de claro. Eso no quita que puedas hacer un trío HMH con dos mujeres heterosexuales.

  • #8

    Swingersstyle (domingo, 18 agosto 2013 07:37)

    Trini, tu marido no es gay por querer probar la penetración anal. Sí te diré que es valiente en compartir contigo su deseo y tiene las ideas muy clara al saber que le gusta e intentar descubrirlo a pesar de los tabúes al respecto.
    Cómo puedes ayudarlo?: En el blog de sexualidad de esta misma web hay un tutorial sobre como estimular el punto G masculino, que está en el ano. Suavidad, ternura, algún gel relajante anal y a probar. Luego ya pueden ir mirando plugs o bolas anales hasta llegar al arnés si lo desean. Poco a poco y con mucho juego. Suerte!

  • #9

    ELENA (martes, 27 agosto 2013 13:09)

    HOLA. NO TENGO LIBIDO, SIEMPRE HE SIDO UNA PERSONA MUY SEXUAL. QUE ME PASA?

  • #10

    Swingersstyle (miércoles, 28 agosto 2013 19:28)

    Buenas tardes Elena, pueden existir varias razones por las cuales tu deseo sexual se vea mermado.
    De origen psíquicos, depresión, el uso de anti depresivos.
    Fisiológicos, cambios hormonales, menopausia, alguna enfermedad ginecológica que te provoque dolor en el coito y te quite el deseo.
    Te recomiendo hacerte un chequeo con tu ginecóloga y comentarle lo que te sucede o sino a tu medico de cabecera. Sabrán ayudarte.
    Por otro lado, en sección sex shop afrodisíacos, te podemos ofrecer cremas de uso externos que ayudan a aumentar el deseo sexual.
    Espero haberte sido de utilidad

  • loading

Sex shop. Jugamos?

Tantos juguetitos, tantas horas frente al ordenador leyendo sobre materiales, funciones y funcionalidades. Tantas madrugadas subiendo artículos en la web.

Debo reconocer que el fetichismo de ropa me fascina, pero nunca he sido amante del plástico y la silicona. Pero la mente todo lo absorbe, aprendes, te haces cada día más y más profesional. Descubres que muchos productos salvan relaciones, mejorando la vida sexual de aquellas personas con algún tipo de patología o disfunción. Le empiezas a encontrar el lado humano a productos que para muchos siguen siendo tabú, siguen siendo motivo de risas, prejuicios, vergüenza o peor aún, desconocimiento.

Si nos duele la boca vamos al dentista, el cuerpo al médico y hasta nos atrevemos con el dolor del alma consultando a un psicólogo. Pero nuestra salud sexual es zona reservada, restringida. Hay muchas personas que intentan solucionar problemas sexuales con un chaman, una bruja o love potions de una pitonisa. Por mi parte me he descubierto gracias a mi sex shop, he probado productos no esperando nada más que el efecto placebo y me he encontrado con gratas sorpresas y un mayor conocimiento de mi anatomía y fisiología, de mis gustos y necesidades. Fisiológicamente somos diversidad  y sexualmente un Universo por descubrir.

El maravilloso mundo del juego de a dos.

Fantasía, pasar horas sin mirar el reloj, dejando que el tiempo sea cosa del resto del mundo y probarlo todo bajo una excitación sublime. Besos, caricias, perderte en los labios del otro, encontrarte embriagada del olor a sexo que desprenden ambos cuerpos. Caricias que empiezan en algún punto de tu anatomía y recorren sin fin hasta el último pedacito de piel desnuda. Susurro y más caricias, el idioma que solo entienden los amantes, un idioma cuyo abecedario y gramática se compone solo de miradas. Sin penetración, solo sensaciones sexuales tan profundas como intensas. Hacer del orgasmo, del sexo infinito. Todos los sentidos en juego, todo el cuerpo.

Feromonas, velas, aceites, lubricantes. Todo lo necesario para aumentar el placer, el éxtasis y crear un ambiente único. Vibradores, consoladores, plugs, bolas y que mi cuerpo se transforme en un parque de atracciones.

Convertir el acto sexual en un torbellino de sensaciones que se van descubriendo de a dos y no reducirlo al coito y eyaculación. Sublime, en cámara lenta, hasta decidir cuando, como y donde culminaremos uno dentro del otro, para quedar yaciendo inmóviles y exhaustos abrazados y deseando volver a repetir toda esa complicidad producto del juego de a dos,

donde la ansiedad y las prisas son cosa del mundo que nos rodea.

.

 

Los tres niveles del orgasmo

Los tres niveles del orgasmo